REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA



PODER JUDICIAL

Tribunal Penal de Control del Circuito Judicial Penal del Estado Mérida
Mérida, 27 de Mayo de 2007
197º y 148º

ASUNTO PRINCIPAL : LP01-P-2007-002174
ASUNTO : LP01-P-2007-002174

Visto que en fecha 26 de mayo del presente año, se celebró ante este Tribunal audiencia de calificación de flagrancia con ocasión de la aprehensión de la que fueron objeto los ciudadanos JORGE ALEJANDR PERNÍA SÁNCHEZ y RAFAEL JOSÉ COMINO ESCALONA, decretándose como flagrante esa detención y a la vez aprobando el principio de oportunidad solicitado por la Fiscalía, corresponde por medio del presente auto fundamentar lo decidido en los siguientes términos:

Identificación de los imputados

RAFAEL JOSÉ COMINO ESCALONA, venezolano, titular de la cédula de identidad N° 12623455, de 35 años de edad, nacido en fecha 12-03-73, natural de Caracas, artesano, residenciado en el Valle, la Culata, cerca de la Truchicultura, hijo de Francisco Comino y Gladys del Carmen de Comino.

JORGE ALEJANDRO PERNÍA SÁNCHEZ, venezolano, titular de la cédula de identidad N° 17.238237, de 22 años de edad, nacido en fecha 24-11-84, natural de Mérida, artesano, domiciliado en el sector el Rincón parte alta, Mérida, hijo de Edgar Enrique Pernia y Gloria Estela Sánchez.

De Los Hechos

Los ciudadanos RAFAEL JOSÉ COMINO ESCALONA y JORGE ALEJANDRO PERNIA fueron detenidos por funcionarios adscritos a la Comisaría Policial N° 1, Dirección General de Policía del estado Mérida, el día 24 de mayo de 2007,a aproximadamente a la una y treinta horas de la tarde, en la avenida 4, entre calles 19 y 20, frente a la Fiscalía del Ministerio Público del estado Mérida, cuando una comisión policial integrada por los funcionarios ALIZOP WILMER y RONY VEGA, de la Brigada Ciclística, se encontraba realizando labores de patrullaje por dicho sector y observaron a los imputados agrediéndose físicamente en con golpes de puño.

Ambos imputados resultaron lesionados con ocasión de los hechos, tal como se verifica en los resultados de los reconocimientos médico legales que les fueron practicados, cursantes a los folios 13 y 14 de las actuaciones, en los que se concluyen que presentan lesiones que ameritaron asistencia médica, siendo susceptibles de alcanzar su curación en un lapso de cinco (5) días para ambos.


De la declaratoria en situación de flagrancia

Efectivamente se observa que los dos imputados fueron detenidos al momento en que se encontraban causándose lesiones reciprocas con golpes de puño, siendo inmediata la actuación policial, de ello se desprende fundamento serio para estimar que estos fueron sorprendidos in fraganti en la comisión del delito de LESIONES PERSONALES INTENCIONALES LEVES, previsto y castigado en el artículo 416 del Código Penal, justificándose la restricción del derecho a la libertad personal conforme lo dispuesto en el artículo 44 de la Constitución en armonía con el artículo 248 del Código Orgánico Procesal Penal; así se decide.

De la Solicitud Fiscal
El representante fiscal, abogado MANUEL CASTILLO pide la aplicación del principio de oportunidad en la presente causa a favor de los imputados, conforme lo pautado en el Artículo 37, numeral 1 del Código Orgánico Procesal Penal (en lo adelante COPP), en armonía con el numeral 6 del artículo 108 eiusdem; esto es, “un hecho que por su insignificancia o por su poca frecuencia no afecte gravemente el interés público”, pidiendo autorización para prescindir del ejercicio de la acción penal, ante tal solicitud el Tribunal para decidir observa:

Corren agregados a los autos, Informes de Reconocimientos Médico legal, suscrito por el Dr. ARCADIO PAAYARES, (Experto profesional IVI), adscrito a la Medicatura Forense del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas Delegación Mérida, en los cuales se deja constancia de haberle realizado Reconocimientos Médico Legales a los ciudadanos JORGE ALEJANDRO PERNIA SÁNCHEZ y RAFAEL JOSÉ COMINO ESCALONA, en fecha 24 de mayo de 2007, llegando a la conclusión para ambas personas que presentan lesiones que ameritaron asistencia médica, siendo susceptibles de alcanzar su curación en un lapso de cinco (5) días.


Tal y como lo señala la Fiscalía del Ministerio Público, este hecho constituye el delito de LESIONES PERSONALES INTENCIONALES LEVES, previsto y sancionado en el artículo 416 del Código Penal; delito éste que si bien es enjuiciable de oficio, es insignificante y no afecta gravemente el interés público, por lo cual considera este Tribunal que la acción llevada a cabo por los imputados de manera reciproca permite, por mérito de lo antes indicado, la aplicación de un principio de oportunidad con base a lo previsto en el Artículo 37, numeral 1 del Código Orgánico Procesal Penal que contempla la aplicación de dicho principio en caso de “… un hecho que por su insignificancia o por su poca frecuencia no afecte gravemente el interés público. Por tanto se declara con lugar el pedimento fiscal y en consecuencia conforme a la letra de los Artículos 38 y 48, numeral 5 eiusdem opera en el presente caso, la extinción de la acción penal y así se declara.

Por los razonamientos que anteceden, este Tribunal de Primera Instancia en Funciones de Control N° 02 del Circuito Judicial Penal del Estado Mérida, Administrando Justicia en Nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por Autoridad de la Ley, emite los siguientes pronunciamientos:

PRIMERO: Decreta como flagrante la detención de los ciudadanos JORGE ALEJANDRO PERNIA SÁNCHEZ y RARAEL JOSÉ COMINO ESCALONA.

SEGUNDO: Autoriza al Ministerio Público para que prescinda totalmente del ejercicio de la acción penal contra los imputados de autos, JORGE ALEJANDRO PERNIA SÁNCHEZ y RARAEL JOSÉ COMINO ESCALONA, ut supra identificados; por esta razón, se declara extinguida la acción penal, de conformidad con lo previsto en el numeral 5 del artículo 48 del Código Orgánico Procesal Penal y como consecuencia de ello, se DECLARA EL SOBRESEIMIENTO DE LA PRESENTE CAUSA a favor de los prenombrados, por el delito de LESIONES PERSONALES INTENCIONALES LEVES, previsto y sancionado en el artículo 416 del Código Penal. Así se decide. Remítanse las actuaciones al archivo judicial una vez firme lo decidido.

EL JUEZ DE CONTROL N° 02


ABG. NELSON J. TORREALBA A

LA SECRETARIA